lunes, 4 de octubre de 2010

Perfume. Poema

Tu perfume fue el último en salir de la casa.
   Ninguna pisada se detuvo.
   Tu mano fue un ademán de pájaro de afuera.
         Después se fue tu espalda
         afiche del abrazo que nunca me miraba.
Tu frente
 tu solapa
 eran ya la intemperie más allá  de la puerta
 rozando los jardines.
Tu sonrisa recortó las veredas cuando te estabas yendo.
 Sólo tu perfume se detuvo aquí adentro.
       Pensó antes de irse.
       Se enredó en las cortinas.
       Rozó apenas mi última mejilla
                                            y la manzana mordida de mi enagua.
La copa de la siesta
         se sirvió una cigarra
                   cuando tu cuerpo
                   era ya una ventana cerrada en la distancia.
Tu perfume
         bebió la crocante cadencia
                  se puso de costado
                  y sucumbió en el segundo ojal de mi camisa.

Se fue por mitades. De a poco.
   Después me quedé sola.

Páginas vistas en total

si pasas por este sitio, me gustaria saber tu opinión