lunes, 12 de marzo de 2012

Sueño



Hoy el sueño se partió 
                      a contramano.
Anda en una vigilia descalza
                                     casi humana.
Va despellejándose como una
                fruta
                    olvidada en el estante de los ojos.
No queda ni una pestaña
                                    Indemne,
ni una lágrima de cabotaje.
No queda sueño alguno colgando de las perchas.
Ni en el pasamanos de la escalera.
   Ni en el patio.

Páginas vistas en total

si pasas por este sitio, me gustaria saber tu opinión