miércoles, 15 de agosto de 2012

No Debo.



No sé qué me corresponde
                  pero sé lo que debo.
  No debo hablar en clase
            ni escribir en imprenta
            ni jugar de manos con los chicos.
  No debo escribir en las paredes
             ni matar a los pájaros.
No debo caminar
                            por los charcos
   ni ensuciarme la ropa.
No debo deber lo que no debo
 para quedarme en paz
                           con lo que debo.

Páginas vistas en total

si pasas por este sitio, me gustaria saber tu opinión